¿Qué son los bailes swing?


Lindy hop

La música swing se originó en los años 20 en el sur de Estados Unidos extendiéndose hasta llegar a los clubs de jazz de New York, allí los fans de esta nueva música se multiplicaron y junto a las Big Bands que tocaban en cada rincón de la ciudad aparecieron parejas de bailarines rápidos, rítmicos y virtuosos que llenaban la pista de saltos, risas y admiradores. El club más famoso de la época era el Savoy Ballroom.

El baile se llamaba Lindy Hop, el más extendido en el mundo, y al igual que la música, se popularizó rápidamente no sólo por Estados Unidos sino también por Europa y Asia gracias a las películas, los espectáculos de cabaret y los soldados americanos que estaban luchando en los varios enfrentamientos bélicos de la época.

savoy ballroom swingtiago

Balboa

Tiene su origen en los años 20-30 como una evolución del lindy hop, ya que en las salas de baile de la península de Balboa, en el sur de California se juntaban más de 2000 personas a bailar lindy hop. Al no tener espacio para poder bailarlo tuvieron que inventarse un baile que se pudiera bailar con música swing. Así que se originó el balboa, un baile de música swing basado en los ocho tiempos característicos de esta música y que se ocupa un menor espacio que el lindy hop.

Actualmente, este baile, se ha especializado para bailar los tiempos más rápidos de la música swing, ya que, al hacer los pasos más pequeños es posible bailar canciones más rápidas que el lindy hop.

Como en el resto de bailes swing hay competiciones en las mismas disciplinas: Jack and Jill, PureBalboa, showcase, etc. En estas competiciones se premian con los mismos parámetros que el lindy hop pero con la peculiaridad que para hacer la selección para pasar a una final la velocidad de baile ha de ser superior a los 260 bits por minuto ( muy my rápido). También son famosas las competiciones en las que se determina una zona de 1m2 donde los bailarines no pueden salir, y han de demostrar toda su destreza.

balboa swingtiago

Charleston / Jazzsteps

El Charleston como baile se originó en 1903, como una danza folclórica negra, en Estados Unidos, en CharlestonCarolina del Sur. Pero fue en los años 20’s que empezó a practicarse, como una forma de diversión y distracción después de la Primera Guerra Mundial. Gracias al musical “Running Wild” en 1923 el Charleston se convirtió en una moda y tuvo gran importancia en Europa, Josephine Baker fue una de sus mayores representantes en la época, ella al igual que el Charleston, fue un ritmo, y también un símbolo, que caracterizó una época de despreocupación.

El Charleston llegó a ser tan popular en Europa, que casi el 80 % de la población lo practicaba y disfrutaba. A partir del año 1927, el Charleston comenzó a decaer en parte por el cambio de moda de las faldas que oprimía las piernas y no permitía el movimiento del Charleston y el cambio de ritmo en la música.

El baile del Lindy Hop evolucionó en parte desde el Charleston y bailarines como Frankie Manning adaptaron los movimientos de los 20’s a la música swing de los 30’s creando variaciones de los pasos básicos como el Jay Bird o el Black Bottom.

Hoy en día el Charleston se sigue  bailando con música originaria de los años 20’s que se caracteriza por los altos tempos y durante el solo del bailarín se incluyen algunos pasos  (Jazz Steps) de los años 30’ y 40’s.

Aunque hay varias coreografías para aprender los pasos y sus encadenamientos en la pista de baile se valora el poder de improvisación y combinación de los pasos con la musicalidad y los cambios de ritmo del Hot Jazz.

Actualmente las competiciones de Charleston solo y swing solo se celebran en los mismos festivales de Lindy Hop, los bailarines más concocidos del momento son, Sharon Davies, Pontus Persson, Nathan Bugh, Juan Villafane y Ksenia Parkhatskaya entre muchos otros.

swingtiago chile charleston

Shag

Shag es una de las tres grandes formas de danza swing en pareja (shag, lindy hop y balboa). Fue el baile más extendido entre los chicos de la universidad en los años 30, de ahí su nombre. Incluso se extendió por toda Norteamérica unos años antes de que lindy hop se hiciera popular.

Shag se compone de un montón de saltos y kicks y se baila mucho en posiciones cerradas, pero también tiene elementos en posiciones abiertas, por lo que no debe confundirse con Carolina shag ni St. Louis shag. Se basa en 6 tiempos y con un simple slow, slow, quick, quick es muy fácil de aprender. Suele bailarse con música media a muy rápida.

 

swingtiago chile charleston

Boggie-woogie

Hablar de Boogie-Woogie como baile, es adentrarse en una mezcolanza de conceptos como Jazz, Rag-time, Blues, Rhythm and Blues, Country, Rock and Roll… No se puede dar con una paternidad clara para el Boogie-Woogie porque todo parece tan obscuro como la piel de quienes lo empezaron a bailar.

El Boogie-Woogie surgió a finales del siglo XIX y principios del XX y lo que sí parece claro es que tiene mucho que ver con los trenes, que surgió de una mezcla de Jazz con Blues y Country y que fue el precursor que sentó las bases del Rock and Roll. Es un baile de movimientos rápidos y muy vistosos que en su época (años 20 y 30) estuvo muy de moda, aunque duró poco tiempo, porque con el Crack de 1929 y la crisis consiguiente, las productoras dejaron de grabar discos. A la salida de esa crisis, el Rock and Roll se implantaría como su sucesor.

swingtiago chile charleston

Tap

El tap se origina a partir de la fusión de las danzas de zuecos de Irlanda, el norte de Inglaterra y Escocia, combinado con los bailes practicados por los afroamericanos, como la juba, entre el siglo XVII y el XVIII.

En 1739, se prohíbe a los esclavos negros que utilicen instrumentos de percusión. Esto los motivó a realizar la percusión con los pies y las manos.

Bailado en un principio por los esclavos, se pulió en los Estados Unidos después de su Guerra de secesión. Los bailarines, inmigrantes de diversos grupos, se reunirían para competir y para demostrar sus mejores cualidades y movimientos. De esta manera, mientras las danzas se mezclaban, un nuevo estilo de baile nacía: el tap americano. Los bailarines relajaron las posturas rígidas irlandesas, usaron brazos y hombros para marcar y se añadieron nuevos pasos. La improvisación era lo primordial de este baile.

Tras su auge en los años 30-40, cuando consiguió gran popularidad por su presencia en diversos musicales de Hollywood, y con artistas como Fred Astaire, el tap se alejó de los escenarios norteamericanos hasta resurgir en los años 70. Ya en los 80 hubo una serie de shows en Broadway (Sophisticated, Ladies, Black and Blue) y de películas (White Nights, The Cotton Club) que le dieron un nuevo ímpetu.

El zapateo siempre se ubicó dentro del “show business”, más que en el circuito de la “danza seria”. Sin embargo, hoy en día existen grandes compañías que hacen temporadas en teatros antes impensables para el tap y sus shows son meramente dedicados a esta danza.

swingtiago tap
FacebookTwitterPinterestGoogle+