Civico se hace eco de Swingtiago


El periódico digital Civico escribe una articulo a Swingtiago
civico swingtiago swing en chile

La periodista Valentina Collao del Periódico Cívico nos escribe este fabuloso artículo

¿Quieres mover las patitas y todavía no sabes cuál es el ritmo que te gusta? ¿Te aburre la bachata, la salsa y todo aquello que involucre caderas? ¿Todavía no encuentras un estilo que te apasione? Lo que pasa es que aún no conoces el swing. Lee esta nota y te cuento un poquito más.

La historia dice que el swing nació en los años 20, por allá en los Estados Unidos. Un movimiento callejero neoyorkino que se extendió hasta los solemnes clubes de jazz. Ritmos rápidos, osados y en pareja son los que horrorizaron a más de alguna persona por esos años. Luego el ritmo se expandió, no sólo en términos musicales sino también dancísticos. Barrios del mundo adoptaron el enérgico baile que hoy tiene parada en Chile.

Swingtiago se formó en agosto del año pasado con el objetivo de traer a la ciudad este género. Si bien existía la tendencia musical, gracias a referentes del jazz huachaca como Roberto Parra, el baile era realizado por parejas aisladas, nunca a través de clases profesionales. Así fue como Alex y Laura, una pareja de españoles que ya había enseñado en barrios apartados de Barcelona, vieron un nicho y lo aprovecharon. Al poco tiempo de su ingreso al país, instalaron una escuela para enseñar el lindy hop, el baile derivado del swing.

Hoy realizan clases de Balboa, Charleston y Lindy Hop. Laura Bel, una de las profesoras cuenta: “El primer día no sabíamos si el público iba a venir. Eran las 8 y no llegaba nadie”, pero la historia tuvo un final feliz. Minutos después y luego de excusas e impuntualidades varias, llegaron. “El primer grupo fue bastante compacto, con los cuales pudimos aprender harto mutuamente”. Así se sumaron Belén, Victor y Bárbara, tres interesados que luego de reforzar sus conocimientos, apoyaron la creación de esta compañía.

Juntos, además de clases, realizan presentaciones en varios parques y plazas de la capital, donde con un parlante o incluso -a veces- con banda en vivo, comienzan a moverse hasta contagiar al público. Además tienen una compañía que mezcla teatro y danza, con la cual hacen presentaciones y eventos.

Un baile para ser feliz

Sobre las particularidades del baile, Laura es clara: “Este un baile social, que nació en las calles y que por lo mismo no tiene tantas reglas. Es para pasártelo bien, para ser feliz un rato. Incluso si eres malo técnicamente igual puedes bailar y defenderte con 3 o 4 pasos. Si tomas las clases, sales bailando; eso es garantía cien por ciento”.

Probablemente lo más entretenido de este baile, es que estás obligado a socializar. En el caso del Lindy Hop, el intercambio de parejas es obligación. “Aquí debes encontrar una conexión con la pareja, en los cursos nosotros nunca conservamos las que ya están definidas, la idea es que todos se conozcan, para que así sean dinámicos también con sus movimientos”.

Para los que temen al ridículo, Laura invita por última vez: “Este es un baile muy improvisado, todo está permitido. No hay gente mala bailando swing, sólo hay gente más tímida o introvertida. Entonces, ¿nos bailamos?”

Si te tincó y quieres tomar clases, las inscripciones a los talleres de introducción comienzan al inicio de cada mes.Revisa la página para sacar la información sobre las clases, precios y talleres.

Si aún no te convence y quieres verlos bailar antes de tomar una decisión, los chicos también tienen actividades para que los vayas a ver: la más próxima este 29 de agosto en Café Inés (Casona Puyó) a las 20:30 horas, donde se llevará a cabo la celebración del primer año de vida de la escuela Swingtiago.

FacebookTwitterPinterestGoogle+

Próximos eventos

Últimas noticias

Encontrar espacios que te hagan feliz, vinculándote con otras personas…

A partir de septiembre Swingtiago comienza una nueva etapa en…

Ver todas